lunes, 23 de junio de 2008

CALAMAR PICASSO
Le he llamado así por el juego de la presentación con la tinta del calamar, queda llamativo y estético. El calamar se limpia y se pasa por una mezcla de harina y pimienta molida. Se fríe  en abundante aceite un minuto si llega y se reserva en papel absorbente. Se corona con cebolla caramelizada y sonrisa de tinta del calamar. La tinta, para que quede con esa textura, se pone medio vaso de vino blanco en una sartén que hierva fuerte, le añadís tinta, que burbujee. Si veis que no os reduce lo suficiente, media cucharita de maizena y lista. 

3 comentarios:

Meg dijo...

Wow!

slum? dijo...

este tío no es julito iglesias
no, no...

Meibel dijo...

No sabía yo de tus dotes culinarias...tiene buena pinta, habrá que probarlo.