domingo, 20 de julio de 2008

CARIBEMIX
Este plato lo propongo en tipo tapa y en montadito. Preferiblemente el segundo. Es bastante sencillo. Cebolla en brunoise, cuando ya esté transparente metemos el pollo en trocitos prefiavemente salpimentado (un leve toque también de curry, pero muy leve sino se os comerá todo el sabor. El curry realza el sabor del plato). Chorrito de vino blanco y subimos fuego para que evapore alcohol. Después de dejarlo unos minutos añadimos la piña en su jugo (si fuera en almíbar os saldría más dulzón, eso va a gustos) y dejamos que se haga todo bien. Yo le añadí durante el proceso un chorito del jugo de la piña. Para servir, pan tostado y una vinagreta de fruta de la pasión. Esta vinagreta le va muy bien por dos cosas, le aporta una textura nueva ya que las pepitas crujen en boca y además le aporta un toque ácido que complementa perfectamente con el pollo-piña.

CARIBBEANMIX
This is a easy dish. Just frying some onion sliced in very small pieces. One time the onion is done put the chicken sliced in dices. I include a bit of curry, just a little bit, salt and pepper. Half cup of white wine and we wait till the alcohol has gone. At that time we include the pinneaple. One time everything i well done we present the dish with toast bread and a special dressing made with oil, balsamic vinager and Passion fruit that gives texture because of the crunchie of the nuggets and also gives acidity. Nice.

2 comentarios:

Bonano dijo...

Disculpe, maestro, ¿dónde puedo comprar "pilla"? He preguntado en toda Valencia, pero nada. No tienen Pilla en ningún sitio. Usted me perdonará, pero creo que la Pilla ni siquiera existe. Creo que usted es un impastor y que a la morritos se la zumbó zapatones. Esto último nunca lo diría alguien como yo.

La Bombi dijo...

Bonano, no tienes ni idea. Se te va la piña cosa mala. El mundo bombacho es tan digno como otro cualquiera, por ejemplo el mundo perroflautero. Nadie puede negar que Álvaro, a pesar de su profunda crisis a nivel de estilismo, es un crack delante de los fogones. Tiene talento y paladar. Dos ingredientes básicos para ser un gran cocinero. Y diré más: más.